Instrucciones Para El Uso De Placas

Los implantes quirúrgicos actúan como ayudas internas para la curación normal y no pueden soportar el peso del cuerpo cuando el hueso está incompletamente curado / no unido. Los implantes quirúrgicos le han dado al cirujano un medio de fijación rígida para el manejo de fracturas y la cirugía reconstructiva. Solo un cirujano ortopédico capacitado debe decidir el uso de los implantes correctos y debe hacer la fijación del implante después del procedimiento quirúrgico aceptado.

I. SELECCIÓN DEL PACIENTE

Durante la selección de pacientes, DEBEN considerarse los siguientes factores:

a) INTOLERANCIA INMUNOLÓGICA

La intolerancia inmunológica puede ocurrir en algunos pacientes. Cuando se sospecha sensibilidad del material, se deben realizar pruebas adecuadas de cuerpos extraños.

b) ENFERMEDADES DEGENERATIVAS

En el caso de pacientes que padecen enfermedades degenerativas, esto puede agravarse durante la implantación y disminuirá la vida esperada del implante. En tales casos, la cirugía puede considerarse solo como un alivio temporal.

c) ENFERMEDAD MENTAL

La enfermedad mental o la esquizofrenia pueden hacer que los pacientes ignoren las limitaciones y precauciones del material implantado, lo que resulta en fracturas y complicaciones de los implantes.

d) ADICCIÓN DE ALCOHOL Y DROGAS

Los pacientes adictos al alcohol y las drogas pueden ignorar durante el estado de estupor o durante la etapa de abstinencia, las precauciones esenciales para el uso de implantes. Esto puede resultar en complicaciones por falla de los implantes.

e) OBESIDAD

Un paciente obeso produce tensiones anormales que conducen a una mayor carga en el implante que finalmente resulta en la falla del implante.

f) ACTIVIDAD

Si el paciente se entrega a una actividad que involucra una tensión muscular significativa en la región implantada, entonces el resultado podría ser la falla del implante.

II. SELECCION DE LA PLACA

Para una implantación exitosa, es importante la selección del tamaño, la forma y el diseño adecuados de la placa. El cirujano ortopédico debe seleccionar la placa adecuada según el lugar de aplicación, la naturaleza de la fractura y debe verificar el ajuste del tornillo antes de usarlo.

III. MANEJO DE IMPLANTES

La placa debe ajustarse al tamaño del hueso, y cualquier desigualdad debe ajustarse moldeando con precisión la placa antes de que se repare. El contorneado de la placa debe ser realizado por los dobladores de placa diseñados para este propósito. Se debe tener cuidado de que no haya rasguños o distorsiones, muescas, abolladuras afiladas o curvas inversas en el lugar del orificio del tornillo. Estos pueden causar defectos en el acabado de la superficie y provocar una unión inadecuada.

IV. LIMPIEZA Y ESTERILIZACIÓN DE IMPLANTES

Todas las placas se limpian a fondo antes de embalar. Sin embargo, se recomienda que antes de su uso, la placa ósea NO estéril se limpie con agua limpia. Luego debe esterilizarse en autoclave durante un tiempo suficiente. Solo entonces, está listo para la implantación mediante procedimiento quirúrgico.

V. FIJACIÓN DE PLACA CORRECTA

Las placas, incluso si están dobladas y correctamente fijadas, pueden fatigarse y romperse. La rotura puede deberse a una fijación inestable del implante o a un soporte insuficiente. Se debe usar el tamaño correcto y correcto del instrumento que no sea de una marca y material diferente y que pueda dañar la placa debido a un desajuste. Diferentes marcas pueden causar desajustes que conducen a una mala fijación o falla del implante. Diferentes materiales pueden conducir a la corrosión galvánica, lo que lleva a un bajo rendimiento del implante y a una falla temprana.

VI. DESMONTAJE DE LA PLACA

El cirujano debe tomar la decisión final sobre la extracción del implante. Se recomienda que el implante utilizado como ayuda para la curación se retire una vez que finalice su servicio, especialmente en pacientes más jóvenes y más activos.

VII. CUIDADO POST OPERATIVO

El cirujano debe informar al paciente sobre las limitaciones de los implantes metálicos y las precauciones que deben tomarse para evitar el estrés innecesario del implante. No se puede esperar que ningún dispositivo de soporte de peso parcial o sin soporte de peso resista las tensiones no soportadas de la actividad muscular excesiva o el soporte de peso completo cuando hay una fractura no unida. La unión ósea es imprescindible y el cirujano operativo debe informar al paciente sobre la restricción de sus actividades para ayudar en la curación.

VIII. NO REUTILICE LOS IMPLANTES

Los implantes usados ​​que parecen no estar dañados pueden tener defectos internos y externos. Es posible que el análisis de estrés individual de cada parte no revele el estrés acumulado en los metales como resultado del uso dentro del cuerpo. Esto puede conducir en última instancia a la falla del implante.

IX. NO ESTERILIZAR DE NUEVO

Aunque las placas óseas generalmente están en un empaque no estéril, si tiene este símbolo en la etiqueta, significa que el implante se ha suministrado debidamente esterilizado y no debe volver a esterilizarse. En caso de que el empaque esté dañado, no use el implante.

X. ELIMINACIÓN DEL IMPLANTE Cada implante debe desecharse después de su uso y nunca debe reutilizarse. Debe doblarse y luego desecharse adecuadamente para que no sea apto para su reutilización. Mientras lo desecha, asegúrese de que el implante desechado no represente una amenaza para los niños, los animales callejeros y el medio ambiente.

TOP